[A2k] Two pieces in the Spanish wire (EFE) on the WIPO negotiations on the treaty for the blind, visually impaired and other persons with reading disabilities

thiru at keionline.org thiru at keionline.org
Tue Nov 27 05:12:38 PST 2012


DISCAPACIDAD VISUAL

OMPI decide sobre el avance del derecho a leer de las personas 
invidentes
Ginebra, 23 nov (EFE).- La Organización Mundial de la Propiedad 
Intelectual (OMPI) concluye hoy una serie de reuniones en Ginebra en la 
que se debate sobre la manera de garantizar el derecho a la lectura de 
unas 200 millones de personas invidentes.

Para ese fin, más de 150 Estados miembros de este organismo deberían 
aprobar una excepción de las normas internacionales de propiedad 
intelectual y que afectan los materiales de lectura para ese colectivo.

De conseguirse un consenso, el acuerdo debería formalizarse en una 
conferencia diplomática a mediados de 2013 y legalizaría la libre 
circulación de las versiones de libros accesibles para personas 
discapacitadas visualmente (sistema braille, textos con tipos aumentados 
de letra o libros en audio).

Del número de libros que se publican anualmente, sólo el cinco por 
ciento son transferidos a esos formatos en los países desarrollados y 
menos del uno por ciento en los países en vías de desarrollo.

Actualmente hay 285 millones de personas con dificultades visuales -el 
90 por ciento en los países en vías desarrollo-, de los que 39 millones 
son ciegos y 246 millones tienen una visibilidad limitada.

Confrontados a esta realidad, los países lanzaron hace cuatro años en 
la OMPI una negociación para aprobar una flexibilización a los derechos 
de autor, a lo que la Unión Europea y Estados Unidos se oponen, según la 
organizaciones civiles que promueven el acuerdo y que participan en el 
proceso negociador.

"La Unión Europea quiere que el tratado establezca que si un libro ya 
existe en un país bajo cualquier formato accesible para una persona 
discapacitada, otro país ya no pueda hacerlo", explicó el representante 
de la ONG "Trans Atlantic Consumer Dialogue", David Hammerstein.

Por su parte, el delegado de la asociación Knowledge Ecology 
International, James Love, sostuvo que "Estados Unidos no han mostrado 
liderazgo en las negociaciones" porque se opone a que los materiales 
audiovisuales y para personas sordas sean incluidas el tratado".

En este sentido, Hammerstein lamentó que los países no entiendan que 
estas limitaciones a las personas ciegas constituyen una violación de su 
derecho fundamental a la cultura.

"Se da prioridad a las leyes de protección intelectual y derechos autor 
frente a un derecho humano básico de las personas discapacitadas", 
agregó.

Uno de los principales problemas que resolvería el tratado es la libre 
circulación internacional de los contenidos generados por más de 60 
países que tienen excepciones nacionales a las leyes de derecho de 
autor.

Por ejemplo, Estados Unidos produce decenas de miles de libros, 
incluidos libros digitales y en audio, accesibles para personas 
invidentes, pero su legislación no permiten que estos contenidos lleguen 
a India o Nigeria, donde también se habla inglés.

Lo mismo ocurre en los países hispanohablantes como España o Argentina, 
cuyas organizaciones de ciegos no pueden compartir entre ellas -o con 
otros países- los materiales que producen. EFE

laj/is


--

DISPACIDAD VISUAL
Países próximos a decidir sobre el acceso de discapacitados visuales a 
libros
Isabel Saco

Ginebra, 26 nov (EFE).- Un tratado internacional que permitirá que los 
discapacitados visuales accedan a libros en formatos apropiados para 
ellos ha entrado en su fase final de negociación, en la que se espera 
que Estados Unidos flexibilice su posición en favor de 285 millones de 
personas que sufren ese tipo deficiencia.

Así lo confirmaron hoy a Efe fuentes gubernamentales y de la sociedad 
civil que participan en esas negociaciones, que se desarrollan en la 
Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en Ginebra, 
debido a que el acceso a esos libros (en sistema braille, textos con 
tipos de letra aumentados o en audio) depende de que se les exceptúe de 
las normas de derechos de autor.

Si esta excepción se formalizara en un tratado internacional, la 
reproducción y el intercambio entre países de textos en formatos para 
ciegos y personas con visión reducida se multiplicaría y su costo se 
reduciría de manera importante.

"Ha habido un gran empuje al texto, pero aún quedan algunos puntos 
problemáticos que tienen que resolver los Estados", comentó Francisco 
Martínez Calvo, de los servicios bibliográficos de la Organización 
Nacional de Ciegos de España (ONCE).

Por su parte, el jefe de la División de Propiedad Intelectual en la 
Cancillería de Brasil, Kenneth da Nóbrega, confió en que se concluirá 
con un acuerdo, "en vista de la disposición constructiva que han 
demostrado todos los países y los avances concretos logrados" hasta 
ahora.

Más de un centenar de países participan en el proceso negociador, que 
varias organizaciones civiles activas en él consideran que hubiese 
podido cerrarse en mucho menos tiempo si no fuese porque los gobiernos 
lo ven como un precedente que podría influir en futuras tratativas para 
liberar, por ejemplo, a librerías y textos educativos de las 
restricciones que suponen los derechos de autor.

"Esta es la primera vez que un tratado internacional sobre derechos de 
autor se centraría enteramente en crear derechos obligatorios para 
consumidores y relacionados con los derechos humanos", explicó Jamie 
Love, director de Knowledge Ecology International, una ONG que trabaja 
en reglas de propiedad intelectual que afectan los derechos humanos.

Se considera que el tratado en cuestión es esencial para "desbloquear" 
los trabajos de las grandes librerías digitales que están ahora fuera 
del alcance de las personas con deficiencias visuales.

Las ONG han criticado el rol de Estados Unidos en esta negociación por 
"negarse a apoyar el objetivo de negociar un tratado como tal" y por 
insistir en "limitar" su alcance, una posición similar a la que defiende 
la industria editorial.

"Estados Unidos es el único país importante que no apoya el tratado. La 
Casa Blanca ha pedido todo tipo de concesiones en representación de la 
industria cinematográfica y editorial, incluso que se excluya a las 
personas sordas", dijo Love.

En cambio, el representante de ONCE destacó el "importante trabajo de 
flexibilidad que ha hecho la Unión Europea", hasta el punto de haberse 
convertido en "uno de los impulsores" más recientes del tratado.

Según Da Nóbrega, la posición de Brasil es "lograr un tratado que sea 
útil" y que contribuya de manera concreta a acabar con lo que llamó 
"hambre de libros" entre los discapacitados visuales de todo el mundo.

Destacó también que debe tener aplicación efectiva, sobre todo teniendo 
en cuenta que el 90 por ciento de ese colectivo vive en países en 
desarrollo.

El 17 y 18 de diciembre próximo, los países volverán a reunirse en la 
OMPI para intentar dar un impulso definitivo al tratado, cerrando el 
punto más importante que permanece abierto: determinar las condiciones 
del intercambio internacional de las obras.

En esa misma reunión se confía que los países acuerden convocar una 
gran conferencia diplomática en junio próximo en Ginebra, durante la que 
finalmente se aprobaría el significativo tratado. EFE




More information about the A2k mailing list